• El blog de la pesca deportiva

Rotores, destorcedores, esmerillones y microesmerillones

En algunos casos son prácticamente equivalentes: cumplen igual o muy similar función. O, más bien, algunos cumplen una y otros más funciones. Expliquémonos.



Les llamamos "rotores" a los accesorios metálicos, de alambre o de plástico, que permiten a los rainales rotar, girar, sin que se torneen sobre el nylon de la base. Y entre ellos los hay de dos clases: de "simple" y de "doble giro".



Rotores, destorcedores, esmerillones y microesmerillones para la pesca



Los rotores "de ojo", ya sean de alambre o de plástico, los de "rulo" o tipo "Mandale simple" (el argentino que los inventó) son de "simple giro" y sólo permiten al rainal girar alrededor del nylon de la base libremente. Los esmerillones, microesmerillones y algunos otros similares, como el "Mandale doble", son de "doble giro" porque permiten, además, el libre giro de los rainales sobre sí mismos sin tornearse.

Esto último es importante cuando las carnadas, por su forma, tienden a girar al recoger (mojarras, carnada blanca alargada, etc.). Existen también esmerillones triples de los cuales conocemos dos tipos. El común, con el agregado de un ojo lateral, que permite el giro sobre sí mismo de lo que se ate a él, y el conocido como "tres caminos", en el que tres ojos giran sobre un mismo aro. Y dado que la principal función de los esmerillones o "destorcedores" es permitir el libre giro de lo que se conecte a ellos, lo más importante es precisamente que giren perfectamente bien, sin trancarse ni "engriparse" en absoluto.

Por tanto es vital verificar que ello sea así, antes de usarlos e incluso, antes de comprarlos. Para ello lo que hemos encontrado más simple es atarles un trozo de nylon de mediano grosor (0.35 a 0.50) y girarlo entre las yemas del pulgar y el índice o bien hacer un pequeño "bastoncito" de alambre fino, engancharlo en los ojos del esmerillón y verificar el correcto giro de ambos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada